Blas de Lezo

Saber de historia militar es algo que no sirve para nada, no lo puedes poner en el curriculum, es difícil ganarse la vida con ello y no es un tema muy atractivo para ligar. Aun estoy esperando la noche que a las 5 de la mañana , gin-tónic en mano, se me aparezca una hembra despampanante a conversar acerca de la cuña cartaginesa de Anibal en Cannas o de la Batalla de Stalingrado. No pierdo la esperanza.

El caso es que tuve un epidodio , hace unos dias , en los que mis conocimientos del tema me pudieron servir para ganar una discusión pero no quise , asi soy de chulo. Me estaba tomándome una caña y un pincho de tortilla , en un bar de mi pueblo y aquí que estamos en zona nacional , abundan los jubilados que en los bares empiezan hablando de la crisis y terminan hablando de Franco. Pues el caso es que un señor de estos , que ya llevaba un par de vinos , empezó a ensalzar la figura del caudillo , le atribuía logros increíbles y falsos por supuesto, tales como la pacificación del pais , la preocupación por las clases bajas , la seguridad ,etc …… La misma mentira mil veces repetida, pero dijo algo inusual. Dio un trago de vino y dijo con voz solemne : “¡Además ha sido el mejor militar de la historia de España!”. Quise rebatirle , pero estaba en campo visitante,pagué y me retiré como Darío en la batalla de Gaugamella.

Daré paso a la catarsis con ustedes , señores lectores. La alegre afirmación que el trasnochado vejete habia soltado , es una falsedad que algun historiador capciosos , tipo Pio Moa o el inefable Cesar Vidal , nos quiere colar. El general Franco fue un militar bastante flojillo , poco ambicioso y obsoleto , amen de un traidor y un golpista. Este dato es importante , porque yo no me imagino al Gran Capitán dando un golpe de Estado para derrocar a Felipe II. Esta claro que uno que se revuelve contra su propio pueblo de grandeza militar , escaso anda.

Pero es que luego en la Guerra Civil, demostró una de las peores cualidades que se puede mostrar en estrategia militar: Dejar alargar un conflicto mas de lo necesario. Franco tomo la decisión en 1936 cuando avanzaba victorioso hacia Madrid despues de la toma cruel de Badajoz y de la adhesión del sur peninsular, de desviar a su ejercito hacia Toledo para solucionar el tema del asedio al Alcazar. Consiguió una victoria propagandística pero nada impotante y perdió un montón de hombres en ello. Incluso el salvaje del General Yague critico a Franco debido a que era bastante factible la toma de Madrid para Octubre de 1936 y si esto hubiera ocurrido, lo mas probable es que la Guerra Civil hubiera terminado en 1937. Franco con la excusa de darse un baño de multitudes en Toledo, dio tiempo a que la resistencia de Madrid se fortaleciera y el derramamiento de sangre se alargo, de manera innecesaria, hasta 1939.

Ha quedado claro que Paquito era un zoquete y una diva. Pero no os vengáis abajo, amigos patriotas, porque en este pais hemos tenido unos militares brillantísimos en el campo de batalla y con los huevos mas grandes que la cabeza de Godzilla. Durante muchos siglos, los españoles hemos sido los mas temidos en la guerra por nuestra buena organización y nuestro arrojo. Un claro ejemplo de esta aura guerrera invencible ha sido el personaje protagonista de la historia de hoy: Don Blas de Lezo y Olavarrieta, también llamado Almirante Patapalo o Mediohombre y es, posiblemente ,el héroe menos desconocido de nuestra historia patria.

Como la gran mayoría de los grandes marineros que ha habido en este pais Blas de Lezo era vasco, más concretamente paisano mío, nació en 1689 en Pasajes ( Guipúzcoa ), pertenecía a una larga estirpe de marineros y a los doce años, ya se puso a las ordenes de Felipe de Anjou (futuro rey Felipe V) en la guerra de Sucesión. Y cuando tenia quince años , participo en la batalla de Vélez-Málaga, una cruenta batalla naval contra los ingleses. El joven Blas se batió en aquella batalla de manera ejemplar, hasta que una bala de cañón le destrozo la pierna izquierda, teniendo que amputarsela por encima de la rodilla, sin anestesia. Cuentan las crónicas que el muchacho no profirió ni un solo lamento durante la operación.

El futuro rey Felipe V que quiere premiar la valentía del joven Lezo le asciende a alférez y le ofrece un puesto tranquilo en la corte pero el joven marinero lo rechaza y sigue en el ejercito regular. Empieza a organizar abordajes de barcos ingleses en el Mediterráneo , su fama incrementa y comienza a ser temido por todos los navíos britanicos debido a su maestría en el abordaje .Tenia una técnica nueva, ya que disparaba los cañones muy cerca del barco enemigo, los marineros aprovechaban la confusión, lanzaban los garfios y abordaban el barco enemigo con una rapidez y eficacia nunca vista.

Visto el éxito, que estaba consiguiendo, se le encargo la tarea de reabastecer a Barcelona que se encontraba sometida al ejercito de la Casa Saboya . Blas de Lezo consiguió recuperar la ciudad, mostrando maestría y arrojo también en la lucha en tierra firme. No obstante, un cañonazo, cayó cerca de él y una esquirla fue directamente a su ojo izquierdo, quedándose tuerto.

Lejos de rendirse, en 1712, Blas de Lezo se pone a las ordenes de almirante Andrés de Pes, que vuelve a asediar Barcelona recuperada otra vez por tropas de los Saboya. La valentía y el buen hacer de Lezo quedan demostrados, el hombre a pesar de sus problemas físicos no rehuye el enfrentamiento físico, y en uno de ellos recibe un balazo de mosquete en el antebrazo derecho, que pierde completamente.

Nos encontramos con un Blas de Lezo de 25 años cojo, tuerto y manco.
Pero el carácter de este tipo era algo inusitado que sigue en la marina española durante muchos años acumulando éxitos básicos para que el imperio permaneciera inalterable. En 1734, se puso al mando, de una flotilla que en inferioridad de condiciones recupero la ciudad argelina de Oran con solo 60 naves ante 4000 hombres y dos castillos fortificados. Tras esto Felipe V, le nombro almirante.

La situacion del Caribe Español era tremendamente complicada, los ingleses querían sacar tajada de la situacion de debilidad española, e intentar arrebatarle tanto las colonias del Caribe y por ende, de toda América. Buscaban cualquier excusa para abrir hostilidades, y la encontraron cuando un navío español apreso a un pirata subvencionado por Londres, llamado Jenkins. El capitán del navío español,mun tal Fandiño , le corto una oreja, mientras le lanzaba una advertencia “Ve y dile a tu rey que lo mismo le haré, si a lo mismo se atreve”
Jenkins compareció en la Cámara de los lores, con la oreja metida en un tarro y aquello le pareció tan ofensivo al rey britanico Jorge II, que se propuso aniquilar a todos los españoles en América.

Y asi comenzó la llamada “Guerra de la Oreja de Jenkins”. El rey ingles eligió para capitanear la operación al afamado Almirante Vernon, quien tuvo a sus ordenes 2000 cañones dispuestos en mas de 190 barcos, 24000 combatientes entre marineros, soldados y esclavos negros macheteros de Jamaica, mas 4000 reservistas de Virginia. La segunda mayor flota vista en la historia tras la armada invencible. El objetivo principal era a actual ciudad colombiana de Cartagena de Indias, enclave estratégico debido a su puerto y al ser entrada a la zona continental americana desde el Mar Caribe. Las defensas españolas de la ciudad eran de 2500 soldados, mas 400 indios flecheros y 6 barcos, todo ello dirigido por “Mediohombre” Blas de Lezo. La victoria de los ingleses parecía tan clara que hasta el gobierno britanico acuño monedas conmemorativas que representaban a Lezo sometido a Vernon.

La batalla comienza con los ingleses arrasando, destrozan a base de cañón todas las fortalezas que se encuentran antes de entrar en la bahía de Cartagena de Indias, y justo cuando todo estaba perdido, la genialidad de Blas de Lezo sale a flote , nunca mejor dicho. En una decisión magistral, Lezo ordena hundir sus barcos en la entrada de la bahía, esto hace que la cantidad de restos de la flota hundida dificulte la navegación y la entrada de los buques británicos en la ciudad se retrase. Con esta demora en las operaciones inglesas, el almirante Patapalo decide retirar todas sus tropas al Castillo de San Felipe , una fortaleza a las afueras de la .ciudad rodeada por una frondosa vegetación selvática. Allí, ordena a sus hombres cavar un foso de varios metros que rodee el castillo y unas trincheras en zig-zag en todo el contorno. Los ingleses llegan a la ciudad, y aunque diezmados por los ataques de los indios flecheros en la jungla, llegan al Castillo de San Felipe en amplia superioridad numérica. Eran unos 13000 ingleses contra menos de 4000 españoles. El almirante Vernon, buen comandante marino ,bastante torpe en tierra firme , ordena la toma del castillo. Los ingleses lanzan sus escalas para encaramarse a las almenas de la fortaleza pero el foso cavado por Lezo tiene resultado y se quedan a medio camino, y allí son literalmente masacrados por Lezo y sus hombres. Los cañones ingleses quedan inservibles por el efecto de las trincheras en zig-zag. Los soldados de la Pérfida Albión quedan atónitos al observar como la escasa defensa española no solo se defiende correctamente, sino que contraataca y expulsa a los ingleses de Cartagena de Indias. Así, Vernon se puede meter sus medallas conmemorativas de la victoria en su anglosajón ojete. Se fue en un barco, con el rabo entre las piernas, soltando aquello de “Lezo , God damn You!!” ( Que Dios te maldiga , Lezo!!). Blas de Lezo murió a los pocos días debido a la gravedad de las heridas producida en la batalla que él nunca escabullía.

Como España es la mayor representación del cainismo que existe bajo la faz de la tierra, el advenedizo y cobarde Virrey de Colombia un tal Eslava, que puso pies en polvorosa nada mas avistar el primer barco ingles, mandó una carta a Felipe V describiendo a Lezo como un salvaje desobediente y desleal. La memoria que quedo de este gran militar fue aminorada por este sucio gesto. Últimamente, algun escritor “nacional-católicista” con el imbécil de Arturo Pérez Reverte a la cabeza quiere utilizar la figura de Lezo como un adalid de la españolitud en el Pais Vasco. Si “Mediohombre” levantara la cabeza, les atizaría un pescozón en la nuca con su pata de palo por jugar con su imagen, no lo dudéis.

Esta claro que si Blas de Lezo hubiera nacido en Virginia o Connecticut, ya le hubieran dedicado alguna superproducción cinematográfica, y algun inútil como Russel Crowe quizás tendría un Óscar por interpretarlo. Pero el viejo Patapalo tuvo la mala suerte de ser español, y aqui ya se sabe somos más de adorar a los necios y olvidar a nuestros heroes.

20130227-230037.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “Blas de Lezo

  1. Siesp... dice:

    Fenomenal blog. Tienes que publicitarlo más, y una manera sería que comentases más en otros blogs y, lógicamente, poniendo tu URL.
    Ánimo.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: