Los Papas Fornicadores ( de Esteban VI a Benedicto IX ) Parte 2

Iniciamos la segunda parte de esta compilación de pontífices medievales de moral laxa. Hay que dejar claro que la Iglesia Católica, Apostólica y Romana tiene a estos cafres, que protagonizan esta entrada, como Papas oficiales, son reconocidos como “su Santidad” y en la historia teológica figuran como “vicarios de Cristo”. No son “urdangarines” que desaparecen de cualquier tipo de recuerdo y oficialidad, lo cual nos hace pensar que el Vaticano es una institución absurda, ya que, por un lado criminalizan el condón y quieren fieles abstinentes, pero por otro lado, reconocen como hombres de Dios a Papas violadores, incestuosos o asesinos. Esto debe ser aquello de “A dios rogando y con el falo dando”.

3- Juan XII o el Papa Vividor-Follador: Este señor era hijo de Marozia, meretriz con mucho éxito vaticano (Mujer, Madre y Abuela de Papa). Se le proclamó Papa a los 15 años, edad en la que la conciencia humana está más regida por la bolsa escrotal que por el neocortex. Si a esto le sumas, que la carga genética familiar transmitía mucha tendencia al desenfreno sexual, lo que nos encontramos es un Papa más parecido a Nacho Vidal en una orgía que a “un vicario de Dios”. Juan XII convirtió el Vaticano en un enorme puticlub. Fue un tío muy moderno porque adquirió conceptos de otras religiones y montó un harén en el Vaticano de más de 250 prostitutas. No solo se desfogaba en casa, también se entretenía violando a jóvenes romanas que iba reclutando por las iglesias de la ciudad eterna. La situacion era de tal calibre, que hasta las autoridades civiles de la ciudad, tuvieron que colgar unos carteles advirtiendo a las mujeres de la ciudad que si acudían a la Iglesia de Letrán a ciertas horas del dia, podían ser violadas por el Papa. Para terminar de adornar su curriculum, Juan XII cometió incesto con su madre, con su hermana y con su sobrina.

También era amante de la “performance” variada. Le encantaba ordenar obispos en un establo; se compró 200 caballos de una sentada y, mientras la poblacion moría de hambre, él alimentaba a la yeguada con higos, almendras y vino tinto. Le sacó los ojos a su director espiritual; sodomizó y castró a un cardenal en una reunión pontificia, delante de un montón de obispos. Pero para un servidor, la anécdota que se lleva la palma, por simbólica, se desarrolla en una partida de dados que Juan XII jugaba con unos cardenales y unas prostitutas. El Pontífice iba perdiendo y, para cambiar su suerte, invocó a Satanás y organizó una misa negra en su honor en el altar mayor de San Pedro, ¡Qué Crack!

La muerte le llegó a Juan XII de la única manera que le podía llegar, mientras se estaba beneficiando a una feligresa, el marido de ésta les sorprendió y le dio un martillazo en la cabeza que resultó mortal.

4-Benedicto IX , el Papa Mafioso: : El Papa Juan XIX, uno que había sido Papa porque era el hermano del Papa anterior, murió. Alberico III ,que era un conde y la autoridad civil de Roma, decidió imponer como Papa a su hijo de ¡Diez años! y le llamó Benedicto IX. Pues cuando el pequeñín alcanzó su plenitud sexual, se convirtió en un vicioso tipo Juan XII, amante de la prostitución, los ritos satánicos… pero además éste fue el Papa que más practicó la Simonía. La simonía es la venta de objetos sagrados para el enriquecimiento personal. Se dice que este tipo vendió el cáliz de la primera eucaristía que San Pedro ofreció como Papa.
A Benedicto IX, la población de Roma, harta de que los principales focos de enfermedades venéreas salieran del Vaticano, se le rebeló y le depuso. Estaba muy bien relacionado y, debido a corruptelas, volvió a ser Papa en un par de años, cargo que vendió a un amigo de su padre (Gregorio IV) por dos bolsas de oro. Esto sucedió a los pocos meses, porque se enamoró de una chica de quince años y decidió casarse con ella.
Pocos años después, quiso recuperar el papado y para ello intentó debilitar el poder de Gregorio IV en Roma. Subvencionó a miles de delincuentes para crear un estado de caos en la ciudad y, en el tumulto, recuperar la tiana papal. La jugada le salió mal porque otro noble de la famila de los Crescencio, tenía una milicia mayor y le venció, poniendo como Papa a un primo suyo (Dámaso II).
El cabroncete de Benedicto IX murió de viejo, retirado en una abadía.

Estoy pensando en mandar, por correo postal, esta historia descarnada a la Santa Sede para que se la remitan al proximo Pontífice. Estaría bien que le echara un vistazo antes de decirle a los millones de africanos con VIH que ponerse un condón les convertirá en pecadores sumos. Yo le propongo que se de una vuelta por sus basílicas y aspire de sus muros el aroma de la sangre, la violacion y el pecado.

Aunque quizás la misiva se la quede antes algún cardenal calentón para soñar por la noche que consigue vivir en esos muros en plena Edad Media.

20130215-235434.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: