Diogenes de Sinope

Hay ocasiones en que la televisión consigue lo diametralmente opuesto a lo que pretende . Ayer en una de estas ocasiones , en las que televisión esta puesta porque sí, apareció en ella lo que yo denomino “un infraser habitual” , uno de estos personajes carente de cualquier tipo de interés, con un discurso totalmente plano, que lo único que hace es reírse con la misma intensidad que los mamíferos del orden camélido y referirse a los del genero masculino como si fueran mujeres (“bonita”). Este personaje se llama Mario Vaquerizo y todos le conocemos perfectamente, por lo que no voy a utilizar más las yemas de mis dedos para hablar de él y mancillar el buen gusto. Este señor ayer osó a sentenciar que el era un “provocador”. Me entraron ganas de comprarme en el mercado negro un AK47 e impartir con su famélico cuerpo la justicia divina , pero preferí orientar mi energía hacia otro sitio. Pensé en qué provocador de verdad me apetecería ver en la tele y me vino a la mente el filósofo griego Diógenes de Sinope.

Diógenes era un gran sabio , pero a mí, lo que me seduce de él es que, además, era un cachondo mental y un antisistema de los de verdad, sin chorradas , nada de lo que hacía Diógenes era de cara a la galería. Nació en una ciudad griega en el Mar Negro llamada Sinope. Tuvo una infancia bastante tranquila y sin necesidades , ya que su padre era un banquero importante de la ciudad. Cuando era adolescente , los griegos estaban en guerra con los persas y Sinope era una ciudad abocada a caer en manos persas. Diógenes y su padre acudieron al oráculo y este les indico que debían hacer algo para que la administración de la ciudad no les resultara sencilla a los persas , por lo que acuñaron mucha moneda falsa y la pusieron en circulación. No calcularon bien los tiempos y la conquista se demoró, y la administración griega se percató. Como castigo les impuso el exilio. A Diógenes le toco un premio gordo : Atenas.

En Atenas , Diógenes quiso hacerse discípulo de Antigenes , que era un filosofo cínico ,pero este le rechazó argumentando que un cínico se dedica a vivir la vida , no a tener aprendices. Aun asi , Diógenes le persiguió dia y noche hasta que puso al viejo tan nervioso que este le amenazo con un bastón , pero Diógenes le ofreció su cabeza para que le diera con él , hasta que le acepto.

Tras lo aprendido con Antigenes , Diógenes comenzó su particular show por las calles de Atenas. Su visión del mundo seguia como modelo de vida a los animales y la naturaleza . Argumentaba que el único camino vital era la austeridad extrema y la mortificación. Vivía en la calle , dormía al aire libre tapado por su capa y tenia por vivienda un barril , estas dos eran las únicas posesiones materiales de Diógenes , pues tenia también una especie de jarra para beber ,pero un dia vio a un niño beber agua utilizando sus manos y tiro su escudilla muy apesadumbrado por poseer cosas superfluas.

Las anécdotas de Diógenes son innumerables , no escribió obras ya que su vida era su obra. Un dia se puso a masturbarse en el Ágora , quienes le reprendieron , tuvieron una de sus maravillosas respuestas ” Ojalá frotándome , terminara con el hambre de una manera tan dócil”. En otra ocasión un adinerado hombre de negocios de la ciudad le invito a su mansión a comer y beber , cuando iba a empezar a comer le advirtieron que esa era una casa decente y que no podía escupir en el suelo , Diógenes le escupió en la cara al hombre adinerado y argumento “No he encontrado un sitio mas sucio donde hacerlo”

Diógenes tenia cierta fama en Atenas , famosas eran sus recorridos por los mercados con un farol en la mano , mientras gritaba “busco a un hombre” , con esto quería dejar claro que en Atenas para el filosofo , no habia nadie que se comportara como un verdadero ser humano. Trabo cierta amistad con Platón , que le llamaba “Sócrates delirante” , en una ocasión ambos tuvieron un intercambio de pareceres sobre lo que realmente era un hombre , Platón sentencio diciendo que el maestro Sócrates habia definido al ser humano como un “bípedo implume” . Días despues de esta discusión , Diógenes fue al mercado robo un pollo , lo desplumo y lo soltó en una de las clases de Platón a sus discípulos mientras gritaba ” Maestro , aqui tienes un hombre!!”.

Famoso era su amor por los perros , tenia muchos y paseaba con ellos por Atenas , de hecho , Diógenes fue quien acuño la frase “Cuanto mas conozco al ser humano , mas quiero a mi perro”. También era muy amigo de todos los vagabundos de la ciudad , un dia uno se acerco a él y le pregunto porque la gente le daba limosna a los pobres pero no se la daba a los filósofos , Diógenes de una manera genial contesto “Eso es porque piensan que en algun momento ellos pueden acabar siendo pobres pero nunca piensan que van a ser filósofos”.

Llegó un momento que Diógenes se cansó de Atenas y quiso viajar por el mundo pero fue apresado por unos piratas y fue vendido como esclavo. Cuando le pusieron a la venta , un comprador se acerco a él y le pregunto que sabia hacer , Diógenes respondió “Mandar.Comprueba si alguien quiere comprar un amo” . Fue comprado por un tal Xeniades de Corinto , que al comprobar que era un hombre sabio le hizo tutor de sus dos hijos y acabo liberándolo.

El resto de su vida la paso en Corinto exponiendo su filosofía vital a los habitantes.Y aquí llega mi anécdota preferida del cínico. Un dia Alejandro Magno y sus ejercitos llegaron a Corinto. El magnífico general vio a Diógenes arengando a las masas y quedo tan impresionado con la oratoria y la sabiduría de este hombre, que terminado el discurso , mientras Diógenes tomaba el sol desnudo en la ribera del rio se acerco a él maravillado y dijo:

– Señor , me he quedado completamente impresionado con usted. Me gustaría ayudarle . ¿ Puedo hacer algo por usted?

A lo que Diógenes contestó:

– Si , muévete un poco hacia un lado que me estas tapando el sol.

La respuesta fue tan brillante que Alejandro Magno dijo “Si tengo que algun dia regresar a la tierra , le pediré a los dioses que no me conviertan en Alejandro , sino que me conviertan en Diógenes” . Diógenes se rio y siguió tomando el sol. Esa misma tarde , Alejandro se volvió a encontrar con Diógenes que miraba absorto una pila de huesos. Cuando el general se intereso por él, Diógenes le contestó” Estoy buscando los huesos de tu padre pero no los distingo de los de un esclavo” .

Y allí , en Corinto, Diógenes encontró la muerte , le dio un cólico mortal despues de haberse zampado un pulpo vivo que compartió con sus perros.

A Diógenes se le conoce en la actualidad porque algun psiquiatra con ínfulas y mucha incultura decidió ponerle su nombre al famoso sindrome que padecen las personas que acumulan basura y objetos inservibles. El nombre no puede estar peor puesto ya que el genio como he dicho anteriormente no acumulaba objetos absurdos sino que vivía con lo justo. Me parece una moda odiosa aquella que tuvieron los psiquiatras de unir desajustes mentales con mitología e historia griega.

Dijo Albert Camus que la capacidad de atencion del ser humano es limitada y que debe ser espoleada constantemente por la provocación.
Es un pensamiento maravilloso y tremendamente actual. Los hombres y mujeres del siglo XXI podemos hasta elegir con que nos provocan , y sin querer dar lecciones a nadie , creo que entre Diógenes de Sinope y Mario Vaquerizo , sencillamente , no hay color.

Ahora bien también puedes leer esta historia , pensar que son los pensamientos de un pedante en paro y ponerte contento porque hoy empieza Gran Hermano .

Tú decides.

20130215-233623.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: